Clases de guitarra en video por Internet

La primera vez que compartí con alguien mi sueño de crear una página de Internet de clases de guitarra en video, lo primero que escuché fue:

¡Eso es imposible! Cómo le vas a enseñar a alguien a tocar la guitarra por Internet. No se puede aprender así. Además, eso es muy impersonal.

Aunque no comparto su opinión, la verdad es que entiendo su postura. A veces es difícil abrirse a nuevas posibilidades, sobre todo cuando se está acostumbrado a un patrón tan establecido.

Las clases de guitarra presenciales, ya sean en una academia de música o con un profesor particular, han sido el estándar durante cientos de años. El método tradicional maestro-aprendiz ha funcionado de maravilla a lo largo de la historia y se mantiene efectivo y vigente hasta nuestros días.

Es a través de este método que la mayoría de la gente alrededor del mundo aprende medicina, ingeniería, contabilidad, yoga, música, cocina, etc…

Sin embargo, el mundo de la enseñanza ha aprendido algo muy interesante durante los últimos años: es posible transmitir conocimiento vía remota gracias al Internet. Es por esto que cada vez existen más licenciaturas, maestrías y todo tipo de diplomados y postgrados que pueden tomarse en línea.

Entonces, ¿es posible aprender a tocar la guitarra a través de clases en video por Internet?

¡Claro que sí! Pero no sólo eso. De hecho, las clases de guitarra en video ofrecen una gran cantidad de ventajas.

Ventajas de las clases de guitarra en video:

[red_arrow_list width="100%"]

  • No existen las restricciones de tiempo: puedes tomarlas a cualquier hora.
  • La locación geográfica no es un impedimento: puedes tomarlas en cualquier lugar con conexión a Internet.
  • Puedes aprender a tu ritmo: un video te permite pausar, regresar, adelantar, y mirar el contenido tantas veces como te sea necesario.
  • En los casos más profesionales, puedes encontrar videos múlti-ángulos que muestran acercamientos de lo que hace cada mano.
  • Si no puedes “asistir” a una clase, no hay problema. No tienes que notificarle a nadie; no tienes que reprogramar la clase; no tienes que pagarla doble, y no tienes que ponerte al corriente por tu cuenta.
  • Tu profesor jamás te va a cancelar una clase porque se le “empalma” con otra.
  • Los costos de instrucción son considerablemente menores.
  • Tú decides qué tan rápido “pasas de nivel”. No estás sujeto a los tiempos de un plan de estudios obligatorio.
  • Son las 3.00 am, ¿tienes insomnio y no puedes dormir? Toma tu guitarra y prende tu compu, que tu “profe” siempre está ahí :)[/red_arrow_list]

En fin, aunque creo que el método tradicional maestro-aprendiz seguirá vigente por siempre, las clases de guitarra por Internet son una solución ideal para quien tiene un deseo genuino de aprender a tocar la guitarra y la disciplina para integrar sus clases en su agenda diaria.

Es ideal para quien valora su libertad de tiempo, su libertad geográfica y la oportunidad de ejercer control total sobre su aprendizaje.

¿Y tú qué opinas? Déjame tus comentarios aquí abajo…